Las casas del futuro: viviendas de consumo de energía casi nulo

Casas pasivas y edificios EECN

Las casas del futuro: viviendas de consumo de energía casi nulo

 

Los efectos del cambio climático se perciben día a día en todo el planeta. El aumento de la temperatura de la Tierra es sólo uno de ellos. Para hacer frente a esta realidad, intentar reducir al máximo sus efectos y mejorar el medio ambiente, en adelante las nuevas construcciones deberán proyectarse y construirse siguiendo una serie de pautas que garanticen al máximo el aislamiento térmico de las viviendas. Así se evitará que el calor, el frío o la humedad provoquen sobrecostes energéticos. Son los nuevos Edificios de consumo de Energía Casi Nulo (EECN).

 

En este contexto, cada vez nos son más familiares conceptos relacionados con el confort que proporcionan las casas pasivas. Pero ¿qué es una casa pasiva? Una casa pasiva es aquella vivienda que saca el máximo rendimiento a los recursos bioclimáticos (orientación, luz solar, etc,..) y los combina con un modelo de construcción altamente eficiente y sostenible para lograr una mayor eficiencia energética.

 

La Unión Europea obligará a que todas las nuevas viviendas que se construyan en los países que la integran sean Edificios de consumo de Energía Casi Nulo (EECN). La normativa 2010-31-EU relativa a la eficiencia energética de los edificios (https://www.boe.es/doue/2010/153/L00013-00035.pdf) empezará a aplicarse a finales de este año para edificios públicos nuevos, y en 2020 para edificios nuevos privados.

 

El sector residencial representa hoy cerca del 40% del consumo final de energía, por lo que se requiere una construcción más eficiente y sostenible que permita reducir el consumo de energía en este sector. En ello nos va el futuro de nuestras futuras generaciones y la preservación del planeta.