BENEFICIOS DE LA CUBIERTA AJARDINADA

CUALES SON LAS RAZONES PARA PROYECTAR UNA CUBIERTA VERDE

Previous Next

 

En los últimos años, se empiezan a ver cubiertas verdes: en garajes, azoteas, cubiertas industriales e incluso en cubiertas con  inclinación. El cálido color verde alegra la vista: un pedazo de naturaleza en mitad de la ciudad. Pero no son precisamente razones estéticas las que han hecho que en los últimos años se vean cada vez más cubiertas ajardinadas, sino sus ventajas económicas y ecológicas.

Ventajas económicas de las cubiertas ajardinadas:

Las cubiertas ajardinadas protegen la edificación, reduciendo la temperatura superficial. Las azoteas o cubiertas planas se protegen a  menudo con grava  o losas. Las radiaciones solares pueden provocar fácilmente en verano oscilaciones de temperatura de más de 50°C en la cubierta (temperatura nocturna 10°C, temperatura diurna 60-80°C). La superficie de la cubierta debe entonces dilatarse y volver a contraerse, de modo que debe soportar una gran presión. Con una cubierta ajardinada, estas diferencias de temperatura se reducen a aproximadamente 25°C.

Reducción de los costes energéticos: En verano la temperatura es más baja, lo que hace que la vida bajo el tejado sea más llevadera, con el consiguiente ahorro energético en refrigeración. Por el contrario, en invierno, la cubierta ajardinada actúa como aislante térmico y contribuye a reducir los costes de calefacción.

Mejora de la calidad de vida y el confort de las personas, las cubiertas ajardinadas representan un agradable oasis de naturaleza, al mismo tiempo que producen una reducción de ruidos para los habitantes, los ruidos son absorbido por la superficie vegetal.

 

Ventajas ecológicas de las cubiertas ajardinadas:

Mejora del ambiente en zonas urbanas aglomeradas (mejora de la calidad del aire, reducción del polvo). El aire mejora y las plantas absorben el polvo como un filtro.

Menor carga de la canalización en caso de fuertes lluvias, deshielos, evacuación de crestas de crecida de aguas, la cubierta ajardinada actúa como una esponja que absorbe el agua de lluvia y después la vierte de nuevo poco a poco a la canalización. Incluso en instalaciones de poca altura la canalización soporta una menor carga.

Hábitat adicional para aves e insectos, generando ecosistemas dentro de las ciudades. Permite incluso reincorporar pequeños ciclos de agua que limpian la ciudad de la polución y reducen el efecto invernadero.

 

SOPREMA ofrece distintas soluciones para una base estable impermeable y con un drenaje adecuado para las terrazas y cubiertas ajardinadas. La perfecta armonización de las diferentes capas garantiza una funcionalidad a largo plazo en todos los sistemas de cubierta ajardinada. 

Estas soluciones pueden ser aplicadas tanto en obra nueva como en rehabilitación. Para obra nueva son de alto valor ambiental para la puntuación en las certificaciones ambientales de edificios tipo LEED, BREAM y otros. En rehabilitación nos permiten recuperar espacios de cubierta, son una buena oportunidad para cambiar el uso, pasando por ejemplo de una cubierta visitable a un espacio de ocio y contemplación.