Gamma de impermeabilización ELITE D-TOX

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

Gamma de impermeabilización ELITE D-TOX

 

Nueva impermeabilización bituminosa descontaminante y reflexiva de SOPREMA

¿Qué podemos exigir a una impermeabilización más allá de su característica más propia, como es la estanqueidad? En la gran mayoría de cubiertas, sobre todo en grandes superficies, el revestimiento de la cubierta del edificio es, al mismo tiempo, el elemento de impermeabilización. Como revestimiento aporta pues, el acabado, el despiece o la textura de la cubierta.

Uno de los principales motivos de esta coincidencia es el coste. Las cubiertas no transitables son una oportunidad para poder reducir el coste del elemento constructivo al máximo. Y no es raro encontrar este dualismo entre impermeabilización y acabado, tanto en impermeabilizaciones bituminosas, como en las sintéticas o líquidas. 

La nueva gama D-TOX de SOPREMA añade nuevos usos a esta dualidad: efecto descontaminante y reflexión solar.

¿Cómo funciona D-TOX?

Las propiedades limpiadoras del dióxido de titanio (TiO2) son ya conocidas en el mundo de la construcción y se aplica como revestimiento de muchos productos de acabado de fachada. Los gránulos D-TOX, por efecto de los rayos UV del sol y con el acabado superficial de dióxido de titanio (TiO2), provocan una reacción fotocatalítica que favorece que los óxidos contaminantes (NOx), presentes en el aire (proveniente del ± 50% transportes aéreos y terrestres), se conviertan en nitratos inofensivos que se evacuan después, gracias al agua de la lluvia. La eficacia de la calidad descontaminante de la gama D-TOX está testada bajo la norma ISO 22197-1 por CRR el (Centro de Recherches Routier) - informe: RE-EP-010591-1 / 1678.

D-TOX es también COOL ROOF

El producto D-TOX no sólo contribuye al medio ambiente a efectos de descontaminación ambiental. Además, el gránulo mineral incorpora una tecnología de acabado ultrareflectante con alta saturación y brillo. El dióxido de titanio (TiO2) es el pigmento inorgánico más importante a nivel mundial, por su estabilidad y reflejo de la radiación. Puede crear la sensación de cubierta fría (COOL ROOF) cumpliendo con los criterios de reflectancia solar exigidos por muchas administraciones locales, ofreciendo un valor SRI (Solar Index Reflection) superior al 70%.

El cálculo del índice SRI se efectúa combinando los valores de reflectancia solar (ratio de radiación solar reflejada por superficie de cubierta) y de emitancia térmica (capacidad de devolver a la atmósfera el calor absorbido). Los valores suelen oscilar entre 0 y 100, aunque técnicamente pueden darse valores inferiores a 0 o mayores de 100. A mayor valor de índice SRI, mejor capacidad de refrigeración de una cubierta.

La utilización de materiales COOL ROOF está recogida en los programas de certificación de edificios sostenibles. Por ejemplo, la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) desarrollada por el US Green Building Council, reconoce a los productos con alto nivel de reflectancia y mejora su puntuación en la valoración global del edificio.

Es evidente pues, que en países con una alta radiación UV, como el nuestro, las soluciones COOL ROOF representan una solución casi obligatoria, tanto en obra nueva como en rehabilitación, así como en edificación privada residencial, pública social, como en la gran superficie industrial.

Las ventajas de los sistemas COOL ROOF son:

- Reducen el consumo energético de los edificios entre el 10% y el 30%, a la vez que reducen el efecto "isla de calor" de las ciudades, bajando la temperatura superficial de la cubierta.

  • Ayudan a alargar la vida útil de la impermeabilización.
  • Ahorran en mantenimiento.
  • Aumentan el valor de mercado del edificio, gracias a la certificación sostenible, tipo LEED.

SOPREMA ofrece una gama más ancha de impermeabilizaciones COOL ROOF, de base sintética, tanto PVC como TPO, o productos líquidos tipo PMMA o PU. Además, SOPREMA forma parte del Consejo COOL ROOF RATING, un organismo creado en 1998 por desarrollar métodos fiables y precisos, y evaluar y etiquetar la calidad los productos reflectantes.